domingo, 16 de julio de 2017

CORAL ORTIZ DISCURSO DE GRADUACIÓN 2017

Coral Ortiz attends her graduación from Hillhouse High School in New Hacen, Conn.

Coral Ortiz attends her graduation from Hillhouse High School in New Haven, Conn. (John Paulishen)
You no doubt have heard and read your share of graduation speeches, but you probably haven’t read or heard one like this.

This extraordinary speech was delivered a few weeks ago by Coral Ortiz, an 18-year-old who just received her diploma from James Hillhouse High School in New Haven, Conn. Hillhouse is the oldest public high school in New Haven. Nearly all of its approximately 1,000 students are minority, and more than half come from low-income families. Its preliminary 2017 graduation rate was reported as 91 percent, up from 80.4 percent in 2016, which was 25 percent higher than in 2012.

Ortiz was a student representative on the New Haven Board of Education and the State Board of Education and is headed to Yale University, where she plans to major in political science and follow her interest in the social sciences. (She was also accepted at Harvard and Brown universities as well as the University of Pennsylvania.)


Ortiz said in an email that her parents, who moved from Puerto Rico to the United States when they were young “to have a better life,” always supported her when she was “down.” Asked about her high school education, she wrote:

In the past four years our education was not often taken seriously and experimented on. Despite these challenges, this year we won three state championships and were able to have one of the biggest graduation rates in the state. The students at my school go through a lot and it is incredible to see them continue working hard to achieve their dreams.

Though graduation season is over, I was just alerted to this speech by Jo Lieb, the author of the Poetic Justice blog. Lieb is an English teacher, writer, poet and education activist.

Here is Coral Ortiz’s speech. Read it and/or watch the video; audience participation was frequent and loud:


Good evening. I would like to start by first and foremost thanking God and every person who helped us to get to where we are today. In particular, thank you to our friends and families who supported us as we worked towards this moment, and who are here supporting us as we graduate. I would like to personally thank my teachers, mentors, counselors, all of my peers and friends. And lastly and most importantly, my family: I could not thank my parents enough for the support they gave me.

I’ve thought a lot about this day; about what I want to say, and what message I want to send. I thought about preparing something different, but as I thought, I decided it was best to share the truth. The truth about what this day actually means. The truth about what we as a class represent.

When we were young, we were taught that we were “one nation under God, indivisible, with liberty and justice for all.” Our country taught us that no matter our income or race, that we would all have the same chance to achieve our dreams. We were taught that there would never be a bias against a certain group of people, and that society believes in each and every one of us.

These lessons of equality were taught as self-evident. These lessons of equality continue to be a lie.

The reality is that our country is not equal [even] when we recite “one nation under God, indivisible, with liberty and justice for all,” and it has been 50 years since the civil rights movement and our country still continues to not be equal. We — a class mostly made up of minority, low-income and first-generation students — have had the odds stacked against us. But here we are standing at this graduation with three state championships, several college acceptances, and one of the largest increases in graduation rates in the state. Because we didn’t let the inherent inequality stop us from achieving our dreams.

I would be lying if I said today is like any other day, because today is not like any other day. Most importantly, today is not your typical high school graduation. It is more than that.

Today is the day when we walk across a stage and take our diplomas as an act of defiance to those who said we could not. We have had many students, administrators and teachers come and go. We have had heartbreak; we have had our nation turn its backs on us, through supporting those who support hate.

So to those that believed my classmates and I were incapable, I have decided to leave a message for you:

To the teacher who said my classmates and I would fail and that the taxpayers wasted resources on our education — today, we teach you that you were wrong.

To the counselor from outside the school who told me students at this school never get into prestigious colleges — we didn’t let your perception of us define who we are.

To the people who assume we are robbing their stores because of the color of our skin — don’t judge a book by its cover.

To the people who told us that only boys were good at math — girls are more than just pretty faces.

To the people who violated our bodies — no means no.

To the people who questioned our dedication to the things we were involved in — you didn’t see our sleepless nights and three championship trophies.

To the person who believed that our socioeconomic status would define us — you don’t have to be a millionaire to succeed.

To the lady on the bus who told me my peers and I would go to jail because of the high school we attended — we are still free.

To the politicians and corporations who refuse to address gun violence because it might cost them money — life has no price.

To the people who assume that our names are too ghetto to be qualified — our names have taken us to farther places than you could have imagined.

To the leaders who thought it was okay to make decisions that forced us to go to classes without textbooks — it isn’t okay.

To the person who told us we only got into college because we were minorities — the color of our skin does not determine intelligence.

To the people that talked poorly about us in the newspaper — you taught us how to be fearless.

To the people who thought it was okay to experiment with our education — the math of five principals in four years just doesn’t add up.

To the people who want to privatize education — public education is the reason we succeeded.

To the politicians who choose unqualified people to affect our lives because you feel loyal to your party — you did not take a vow to serve a party. You took a vow to serve the people.

To the person who believes my classmates and I are dangerous — we are human.

To the people who told me that my friends and I are not beautiful — black is beautiful.

To those that believed that my peers and I would drop out — today you were proven that you were wrong.

To everyone who voted for hate — love wins.

I could go on for hours talking about the people who defined us as something other than successful. But today is not solely about the obstacles that were placed in front of us.

Today is about the truth. The fact that there were several times people underestimated us and we were able to prove them wrong.

We stand here and grab our diplomas not only as an act of defiance, but also as an act of gratitude. Thankful for the adults that cared, thankful for the teacher that spent hours educating us, thankful for the parents, family members, counselors, friends, politicians, and mentors that believed we could make it to this moment.

We could not have done this without you because it takes a village to raise a child. Despite the fact


that our education was treated like an experiment, lacked in resources, and was marked by the presence of people who stopped believing we were capable, we did it.

In six years we went from a 51 percent graduation rate to a 91 percent graduation rate.

Today we acknowledge the fact that our country is not equal and that we have it harder than many other people. We acknowledge that, despite this inequality, we beat the odds. We did it, and now we have the chance to not only reach our own dreams, but also to help others reach theirs.

If we were able to overcome all of these obstacles, then there is nothing that can stop us. No one that can stop us, no dream that we can’t reach, and no adversity that we cannot overcome.

Because in the end, they said we couldn’t, so we did, and when they say we won’t, we will. Thank you and congratulations to the class of 2017.

Sent from my T-Mobile 4G LTE Device







Haz clic aquí para responder, responder a todos o reenviar










viernes, 30 de junio de 2017

DR FERNANDO PICÓ RIP


                                                Narrar a Puerto Rico
POR FERNANDO PICÓ | 11 DE NOVIEMBRE DE 2011 | 1:10 AM

Una de las grandes aspiraciones del grupo Cerep en los 1970 y los 1980 fue hacer accessible a los puertorriqueños el conocimiento de su pasado. Las publicaciones, la obra de divulgación y los talleres de Cerep aspiraban a familiarizar a sus respectivas audiencias con los grandes asuntos de la historia económica, laboral y política de nuestro pueblo. La Lucha Obrera y el Contrapunto, de Angel Quintero Rivera1), el Desafío y Solidaridad de Quintero y Gervasio García, La Otra Cara de la Historia, de Lydia Milagros González y Angel Quintero2), La Hacienda Azucarera, de Andrés Ramos Mattei, la biografía de César Andreu Iglesias, de Georg Fromm, El Almuerzo en la Hierba, de Arcadio Díaz Quiñones, los trabajos de Jorge Rodríguez Beruff, sobre los servicios de inteligencia de Estados Unidos en el Caribe, El Derribo de las Murallas, de Rubén Dávila, el análisis de las elecciones de 1968 por Marcia Rivera, los trabajos de Marcia Rivera, Isabel Picó y Lydia Milagros González sobre los logros y retos de la mujer, el Sembraron la No Siembra, de Juan José Baldrich, y los trabajos de Nilsa Medina sobre la educación en Puerto Rico fueron algunos de los títulos que engalanaron el esfuerzo generacional de Cerep por una nueva historiografía de Puerto Rico.Cerep no ha sido el único grupo en aspirar a ese esfuerzo. En los 1840 un grupo de estudiantes puertorriqueños en España buscó reunir la documentación histórica sobre la isla en los archivos españoles, y utilizando la recopilación del siglo 18 hecha por Juan Bautista Muñoz logró acopiar los elementos fundamentales de la Biblioteca Histórica editada por Alejandro Tapia. Otras generaciones, en los 1890, los 1930, y los 1950 compartieron ese afán. Desde los 1970 hasta nuestros días los trabajos del Taller de Formación Política han buscado iluminar el siglo 20 puertorriqueño. No hay duda de que en el futuro otras generaciones académicas compartirán el mismo entusiasmo porque el empeño de los historiadores puertorriqueños ha sido lograr entender nuestra sociedad.¿Cuáles son las dificultades principales que confrontan a los que desean historiar a Puerto Rico? Para mí que la primera es los escrúpulos que pueda tener el historiador sobre teoría histórica. Creo que es necesario que alguien lo diga, Doña Teoría No Está Aquí. Cuando tu te enfrentas a la tarea de explicar 500 años de procesos históricos te das cuenta de que todo intento por esquematizar y amoldar tantas instituciones, cambios demográficos, tráfico comercial, movimientos sociales, circulación de ideas y condicionamientos climáticos y geológicos, ni el bizcocho de bandas de la escuela francesa de Annales, ni los brillantes pero ilusos esquemas teóricos de los marxistas británicos, ni el liberalismo lineal de los americanos, con la democracia en la meta, ni el providencialismo histórico de Agustín va a hacer la tarea por ti. Los esquemas son maravillosos en los libros de texto, pero si no quieres estar mochando y ajustando, planchando y arrugando para que los procesos quepan en un esquema, mejor déjalos a un lado. La teoría es una herramienta y como cualquier herramienta no siempre se ajusta a tus necesidades. El eclecticismo teórico es una herejía cuando se menciona en compañía letrada, pero la realidad es que nadie que valga la pena leer es totalmente fiel a una sola teoría, y eso salva a E.P. Thompson, enaltece a Hobsbawm y hace todavía interesante a Marc Bloch.El afán por la teoría marcó a Cerep en sus años fundacionales, pero si Chuco Quintero todavía se estuviera ajustando a Maurice Dobb, no tendríamos Salsa, Sabor y Control. La remora de un marxismo desfasado impidió a algunos escribir y descalificó el trabajo de otros. La teoría te puede ayudar a entender, pero nunca sustituye el trabajo de comprender. La teoría sirve al historiador; el historiador no sirve a la teoría.Otra dificultad grande para poder narrar los siglos de historia puertorriqueña son las numerosas y hondas lagunas que hay en nuestro conocimiento del pasado. Hay períodos mal conocidos, como el siglo 17. Hay períodos cuyo conocimiento muchas veces es anecdótico. Las instituciones son desigualmente conocidas. Para los procesos económicos y sociales a largo plazo a veces solo tenemos algunos contornos. La historia política que manejamos es más una historia de grandes figuras que de ideas y de movimientos de base. Necesitamos una nueva historia cultural que se zafe del dominio de la generación de 1930. No hay una historia del sentimiento religioso, sino más bien de obispos y de iglesias. Carecemos de una buena historia de la vida urbana; lo que tenemos como historia urbana son ataques a San Juan y reseñas de edificios. La lista indudablemente se puede agrandar, y a veces uno piensa que sería mas fácil meramente listar lo que se ha estudiado.Mayor dificultad la plantean los mitos que subsisten entre nosotros, esas historias ejemplarizantes de puertorriqueños bravos y listos de todos los siglos. Para narrar a Puerto Rico a veces hay que sortear las emboscadas que la mitología acordada ha puesto en el camino, Salcedo ahogado por Urayoán, la Rogativa en San Juan disuadiendo al invasor Abercromby, el gobernador Prim fusilando a un prófugo que le ha robado el caballo, y Águila Blanca resistiendo la invasión americana en Guánica, entre otros. El mito es siempre revelador de las aspiraciones y las ansiedades colectivas, pero tomar su relato como algo acontecido y comprobable es señal de indolencia intelectual. El historiador que elude la mitologización no siempre complace; seguramente está en contubernio con algún designio imperialista, está minando la identidad colectiva. Pero si los suizos pueden vivir felizmente sin creer en un flechero Guillermo Tell y uno puede ser plenamente castellano y desconocer al apóstol Santiago como el héroe de la batalla de Clavijo, y aún en Tejas se puede ser americano y negar el cuento de Washington y el árbol de cerezas, yo creo que ya es tiempo que se deje de ahogar a Salcedo para probar el apego a la nacionalidad.Aún con todas las dificultades de la investigación y el análisis, la principal dificultad en armar una historia de Puerto Rico sigue siendo la redacción. Los problemas de redacción rara vez se toman en cuenta cuando se acomete una gran tarea, y a veces es la falta de reflexión en ellos lo que hace que los trabajos se estanquen y se posterguen. Es imprescindible tener clara la audiencia a la cual se dirige una historia de Puerto Rico. ¿Es un público letrado? ¿O son más bien lectores promedios? ¿Es un público internacional? Con la audiencia va el tono que la narración asume. La distancia, el calor, la confianza, la complicidad del lector modulan las estrategias narrativas.Hay muchos recursos literarios que se despliegan al narrar, pero no todos son igualmente útiles con distintas audiencias. Tampoco el despliegue de tablas, gráficas y notas al calce impresionan de la misma manera; hay públicos a quienes estas cosas ahuyentan. Mantener la mirada fija en esa audiencia eventual le da estabilidad a la narración y coherencia al texto.La tentación del redactar es hacer siempre el pasado culminar en el presente, sin darse cuenta que el pensamiento es fluido e inestable. Presentar la lucha para desalojar la Armada de Estados Unidos de Vieques como la culminación de la historia de Puerto Rico, diez años más tarde ya no luce tan apropiado. Me imagino que al día siguiente de que Puerto Rico se haga estado federado, república independiente, o estado soberano y asociado mucha gente correrá a reescribir la historia de Puerto Rico. Pero cometerán igual error, porque diez años después del evento habrá la necesidad de revisar el esquema. El desenlace siempre es movedizo porque nunca hay desenlace final el End of History de Fukuyama quedó desmentido a pocos años de su aparición.Por eso hay que mantrener abierta la comunicación entre el momento presente y el pasado que se descubre, y por eso cada generación necesita narrar de nuevo a Puerto Rico. No hay historias definitivas. Las nuevas generaciones de historiadores se preguntarán si la nuestra sustituyó los viejos esquemas teóricos por las nuevas teorías literarias, si pretendiendo demitologizar al pasado, generó nuevos mitos, pero cualquier cosa que hagan, en esto estarán conformes, que la historia de Puerto Rico queda siempre por hacer


domingo, 25 de junio de 2017

A MI GAVETITA,TIQUI TAQUI-TOMA Y DAME


                                        DON ANTONIO HERNÁNDEZ
NO SE SI SABES QUE EN QUEBRADILLAS SE INAGURÓ UNO DE LOD PRIMEROS PQRQUES DE PELOTA CALIENTE EN EL BARRIO LAS CUEVITAS.ESTABA UBICADO DONDE HOY ES EL TALLER DE CHEO HERNÁNDEZ HIJO DE GELO HERNÁNDEZ.ASISTÍAN PERSONAS COMO ISIDRO GARCÍA ,MIGUEL ÁVILA Y  WILL MARICHAL. SE COMPETÍA CON EL CAMUY RENAS.ALLÍ HABIA UNO DE NUESTROS GRANDES PERSONAJES;DON ANTONIO HERNÁNDEZ,UNA DE NUESTRAS MENTES MÁS PRODIGIOSAS DE NUESTRO  PUEBLO.LOS OTROS DOS SON DON TATO HERNÁNDEZ Y DON MIGUEL RODRÍGUEZ. PARECEN ELLOS SER UN PERSONAJE DE BORGES (EL INMEMORIADO), TODO LO QUE ENTRA POR SUS SENTIDOS NO SALE JAMÁS.A VECES NO SE COMO LA GENTE PUEDE CONSERVAR TANTO EN UN ORGANO QUE NO LLEGA AL 10% DEL CUERPO..CUANDO CONOCÍ A DON ANTONIO ERA YA UN HOMBRE ,MAYOR,VIVÍA EN MI CALLE,Y TAMBIÉN VENDÍA LOTERIA DE P.R. AL LADO DE MI ABUELO DON CACHUCHO,DONDE LUEGO VIVIÓ DON JOSÉ MIGUEL EL OLIMPICO  EL MÁS GRANDE DE NUESTROS ATLETAS.DON ANTONIO CONOCÍA LA BIBLIA,Y ALGUNOS FRAGMENTOS KILOMÉTRICOS .LOS SABÍA DE MEMORIA.ES IMPORTATE SABER QUE CUANDO SE REUNEN LOS RABINOS TIENEN UN MIEMBRO QUE CONOCE DE MEMORIA Y  AL DEDILLO LA BIBLIA.CREO QUE EN EL PAPADO DEBE HABER UN EXPERTO MEMORIZADOR DE ENCICLICAS,QUE LE PERMITEN AL PAPA ACTUAL ,SUS REFERENCIAS A LOS PATRIARCAS PASADOS. DON ANTONIO TENIA UNA CABEZA REDONDA Y ALGO GRANDE,Y TENÍA QUE SER ASÍ PARA GUARDAR TANTOS.RECUERDOS ESPECIALMENTE LOS SACADOS DE SUS ESTUDIOS.ERA UN TEÓSOFO COMO IGARTÚA Y DON LALÍN. RECUERDO QUE SIENDO NIÑO SENTADO EN LA ESCALERA DE LENCHO LE OI CONTAR LA HISTORIA DE ABRAHAM HASTA MOISÉS.ME QUEDÉ ASOMBRADO DOS VECES,UNA POR LA MARAVILLOSA MEMORIA Y OTRA POR QUE NADIE LE ATENDÍA.ASÍ NOS PASA A LOS QUE NO NOS GUSTA SABER ,A LOS DE MENTES ESTRECHAS. VOLVIENDO AL PARQUE DE PELOTA.DON ANTONIO LLEVABABA UNA BANDEJA CUBIERTA  DE DULCES DE COCO,DONDE HABÍA UNA PEQUEÑA GAVETA.SEGUN VENDÍA ,EXLAMABA: ""A MI GAVETITA TIQUI TAQUI-TOMA Y DAME"". DABA EL DULCE Y METIA LA MONEDA EN LA GAVETITA CON SU TIQUI Y TAQUI.Y TOMA Y DAME
EL HOMBRE NACIO DE BUENA LECHE TODOS SUS HIJOS SON ILUSTRES CIUDADANOS..LELO CON UNA MEMORIA CASI IGUAL A LA DE SU PADRE.CON UN CONOCIMIENTO  AMPLIO DE LA BIBLIA.EN UN DEBATE CON EL PADRE STRUIT DOMINICO HOLANDÉS,QUIZAS EL MÁS SABIO DE LOS SACERDOTES,LOS OYENTES QUEDAMOS ASOMBRADOS DEL TOMA Y DAME DE AQUELLOS DOS SERES.CUANDO TERMINARON,LOS OYENTES NO SABÍAMOS QUE CREER,PUES LO QUE ERA CIERTO EN ALGUNAS PARTES DE LA BIBLIA SE CONTRADECÍA LUEGO. PITOTE ESRA UNO DE LOS POCOS MECÁNICOS DE AQUELLAS MÁQUINAS DE SUMAR Y RESTAR. PELLÍN FUE UN HEROE QUE SALVO VIDAS EN AL ACTO TERRORISTA DE TEL-AVID,ADEM'S DE SER U GRAN HUMORISTA.ANTONIO O PAPA,PUEDE ARREGLAR DESDE EL OJO DE UNA AGUJA HASTA LOS COHETES DE LA NASA.RECUERDO UN DÍA QUE EN MI SALÓN DE CIENCIAS,EN UN LABORARATORI DE MR.LUGO,ME DIJO ,""QUITATE PROSTITUTO,QUE NO ME DEJAS VER"MR LUGO SE MOLESTÓ Y LE DIJO;""ANTONIO QUE LENGUAJE ES ESE""DESDE ESE TIEMPO HE SIDO PROSTITUIDO

INTIMIDADA DE DIOS ADRE PAGOLA




José Antonio Pagola
LA INTIMIDAD DE DIOS

Si por un imposible la Iglesia dijera un día que Dios no es Trinidad, ¿cambiaría en algo la existencia de muchos creyentes? Probablemente no. Por eso queda uno sorprendido ante esta confesión del P. Varillon: «Pienso que, si Dios no fuera Trinidad, yo sería probablemente ateo [...] En cualquier caso, si Dios no es Trinidad, yo no comprendo ya absolutamente nada». La inmensa mayoría de los cristianos no sabe que al adorar a Dios como Trinidad estamos confesando que Dios, en su intimidad más profunda, es solo amor, acogida, ternura. Esta es quizá la conversión que más necesitan no pocos cristianos: el paso progresivo de un Dios considerado como Poder a un Dios adorado gozosamente como Amor.Dios no es un ser «omnipotente y sempiterno» cualquiera. Un ser poderoso puede ser un déspota, un tirano destructor, un dictador arbitrario: una amenaza para nuestra pequeña y débil libertad. ¿Podríamos confiar en un Dios del que solo supiéramos que es omnipotente? Es muy difícil abandonarse a alguien infinitamente poderoso. Parece más fácil desconfiar, ser cautos y salvaguardar nuestra independencia.Pero Dios es Trinidad, es un misterio de Amor. Y su omnipotencia es la omnipotencia de quien solo es amor, ternura insondable e infinita. Es el amor de Dios el que es omnipotente. Dios no lo puede todo. Dios no puede sino lo que puede el amor infinito. Y siempre que lo olvidamos y nos salimos de la esfera del amor nos fabricamos un Dios falso, una especie de ídolo extraño que no existe.Cuando no hemos descubierto todavía que Dios es solo Amor, fácilmente nos relacionamos con él desde el interés o el miedo. Un interés que nos mueve a utilizar su omnipotencia para nuestro provecho. O un miedo que nos lleva a buscar toda clase de medios para defendernos de su poder amenazador. Pero esta religión hecha de interés y de miedos está más cerca de la magia que de la verdadera fe cristiana.Solo cuando uno intuye desde la fe que Dios es solo Amor y descubre fascinado que no puede ser otra cosa sino Amor presente y palpitante en lo más hondo de nuestra vida, comienza a crecer libre en nuestro corazón la confianza en un Dios Trinidad del que lo único que sabemos por Jesús es que no puede sino amarnos.Santísima Trinidad - A(Juan 3,16-18)11 de junio 2017
José Antonio Pagola
buenasnoticias@ppc-editorial.com

F

- - - - - - -

LO CREO, LO SIENTO, LO SÉ
Escrito por  Florentino Ulibarri

Sé que las imágenes pueden confundirme
y hasta engañarme.
Sé que los nombres no alcanzan a decirte
por mucho que los ajuste.
Sé que los sueños más hermosos
son proyecciones.
Sé que las palabras se quedan cortas
en todas sus expresiones.

Y, a pesar de ello,
te imagino,
te nombro,
te sueño,
y te hago palabra e imagen
para conocerte,
porque Tú eres el que quiere revelarse
en esas pobres mediaciones.

Como Padre,
tu querer es siempre amor
y da la vida
–el espacio, el aire, el cuerpo–
a todo lo creado,
a nosotros también,
aunque no lo sepamos,
desde el principio de los tiempos,
pasando por nuestros días,
hasta la eternidad.

Como Hijo
viniste a nuestro encuentro
y te hiciste como nosotros;
tu palabra es vida
que ayuda y consuela al hermano;
te haces carne para el hambriento
y bebida para el sediento;
santificas y alegras nuestros pasos
y eres viático en nuestro vagar
hacia la eternidad.

Como Espíritu,
tu presencia nos acompaña
y es luz y sombra,
fuego y brisa
que empuja la historia,
y a todos nosotros,
hacia la plenitud,
dándonos paz, justicia, verdad y amor
día a día;
de ella surge la eternidad.

Tanto nos amas
que eres Trinidad,
Dios abierto y entregado
sin reservas.
Lo creo,
lo siento,
lo sé.

Florentino Ulibarri

- - - - - - -

NI NOSOTROS ESTAMOS FUERA DE DIOS NI DIOS ESTÁ FUERA DE NOSOTROS
Escrito por  Fray Marcos
Jn 3, 16-18

Tampoco hoy celebramos una fiesta dedicada a Dios, celebramos que Dios es una fiesta todos los días, que es algo muy distinto. La fiesta es siempre alegría, relación, vida, amor. El creyente es aquel que se ha sentido invitado a esa fiesta y forma parte inextricable de la misma fiesta. La Trinidad, tiene que liberarnos del Dios Ser poderoso y empaparnos del Dios Ágape que nos identifica con Él. El Dios todopoderoso es lo contrario del Dios trino. Dios es amor y solo amor. Solo en la medida que amemos, podremos conocer a Dios.

Se nos dice que es el dogma más importante de nuestra fe católica, y sin embargo, la inmensa mayoría de los cristianos no pueden comprender lo que quiere decir. La gran enseñanza de la Trinidad es que solo vivimos, si convivimos. Nuestra vida debía ser un espejo que en todo momento reflejara el misterio de la Trinidad. Pero para llegar al Dios de Jesús, tenemos que superar el ídolo al que nos aferramos. Sí, el falso dios en quien todos hemos creído y en gran medida, seguimos creyendo los cristianos:

El dios interesado por su gloria, incluso cuando hace algo para sacarnos de la miseria.

El dios todopoderoso que si no elimina el mal es porque no le da la gana.

El dios que salva a uno si alguien reza por él, pero no hace caso si nadie se lo pide.

El dios ofendido que exige la muerte de su hijo para poder perdonar el ser humano.

El dios que premia a los que hacen lo que Él quiere y condena a los que no le obedecen.

El dios celoso de la moral sexual, pero que no le preocupa mucho la injusticia.

El dios que nos exige amar al enemigo pero que a los suyos los manda al infierno.

Debemos estar muy alerta, porque tanto en el AT como en el nuevo podemos encontrar trazos de este falso dios. Jesús experimentó al verdadero Dios, pero fracasó a la hora de hacer ver a sus discípulos su vivencia. En los evangelios encontramos chispazos de esa luz, pero los seguidores de Jesús no pudieron aguantar el profundo cambio que suponía sobre el Dios del AT. Muy pronto se olvidaron esos chispazos y el cristianismo se encontró más a gusto con el Dios del AT que le daba las seguridades que anhelaba.    

La Trinidad no es una verdad para creer sino la base de nuestra vivencia cristiana. Una profunda experiencia del mensaje cristiano será siempre una aproximación al misterio Trinitario. Solo después de haber abandonado siglos de vivencia, se hizo necesaria la reflexión teológica sobre el misterio. Los dogmas llegaron como medio de evitar lo que algunos consideraron errores en las formulaciones racionales, pero lo verdaderamente importante fue siempre vivir esa presencia de Dios en el interior de cada cristiano.

Lo más urgente en este momento para el cristianismo, no es explicar mejor el dogma de la Trinidad, y menos aún, una nueva doctrina sobre Dios Trino. Tal vez nunca ha estado el mundo cristiano mejor preparado para intentar una nueva manera de entender el Dios de Jesús o mejor, una nueva espiritualidad que ponga en el centro al Espíritu-Dios, que impregna el cosmos, irrumpe como Vida, aflora decididamente en la conciencia de cada persona y se vive en comunidad. Sería, en definitiva, la búsqueda de un encuentro vivo con Dios. No se trata de explicar la esencia de la luz, sino de abrir los ojos para ver.

No debemos pensar en tres entidades haciendo y deshaciendo, separada cada una de las otras dos. Nadie se podrá encontrar con el Hijo o con el Padre o con el Espíritu Santo. Nuestra relación será siempre con el UNO que nos une. Es urgente tomar conciencia de que cuando hablamos de cualquiera de las tres personas relacionándose con nosotros, estamos hablando de Dios. En teología, se llama “apropiación” (¿indebida?) esta manera impropia de asignar acciones distintas a las tres personas. Ni el Padre solo crea ni el Hijo solo salva ni el Espíritu Santo santifica por su cuenta; Todo es “obra” del Dios.

Nada de lo que pensamos o decimos sobre Dios es adecuado. Cualquier definición o cualquier calificativo que atribuyamos a Dios son incorrectos. Lo que creemos saber racionalmente de Dios, es un estorbo para vivir su presencia vivificadora en nosotros. Con frecuencia, los ateos están más cerca del verdadero Dios que los creyentes. Ellos por lo menos rechazan la creencia en los ídolos que nosotros nos empeñamos en defender.

Los creyentes no solemos ir más allá de unas ideas (ídolos) que hemos fabricado a nuestra medida. Callar sobre Dios, es siempre más exacto que hablar. Dicen los orientales: “Si tu palabra no es mejor que el silencio, cállate”. Las primeras líneas del “Tao” rezan: El Tao que puede ser expresado no es el verdadero Tao; el nombre que se le puede dar, no es su verdadero nombre. ¡Ahora hablemos de Dios!

De la misma manera, siempre que aplicamos a Dios contenidos verbales, aunque sean los de “ama”, “perdonó”, “salvará”, nos equivocamos, porque en Dios los verbos no se conjugan; no tiene tiempos ni modos. Dios no tiene “acciones”. Dios, todo lo que hace, lo es. Si ama, es amor. Pero al decir que es amor, nos equivocamos también, porque le aplicamos el concepto de amor humano y en Dios el AMOR, es algo muy distinto.

Es un amor que no podemos comprender, aunque sí experimentar. Este experimentar que Dios es amor, sería lo esencial de nuestro acercamiento a Él. Los primeros cristianos emplearon siete palabras diferentes para hablar del amor. Al amor que es Dios lo llamaron ágape. No se trata de una relación entre sujeto y objeto sino en identificación de ambos. En Dios el amor es su esencia, es decir, no puede no tenerlo, porque dejaría de ser.

Vivir la experiencia de Dios Trino, sería convivir. Sería experimentarlo: 1) Como Dios, ser absoluto. 2) Como Dios a nuestro lado presente en el otro. 3) Como Dios en el interior de nosotros mismos, fundamento de mi ser. En cada uno de nosotros se tiene que estar reflejando siempre la Trinidad. Empezar por descubrir a Dios en nosotros, identificado con nuestro propio ser. Descubrimos a Dios con nosotros en los demás. Descubrimos también a Dios que nos trasciende y en esa trascendencia completamos la imagen de Dios.

Hoy no tiene ningún sentido la disyuntiva entre creer en Dios o no creer. Todos tenemos nuestro Dios o dioses. Hoy la disyuntiva es creer en el Dios de Jesús o creer en un ídolo. La mayoría de los cristianos no vamos más allá del ídolo que nos hemos fabricado a través de los siglos. Lo que rechazan los ateos, es nuestra idea de Dios que no supera un teísmo interesado y miope. Después de darle muchas vueltas al tema, he llegado a la conclusión de que es más perjudicial para el ser humano el teísmo que el ateísmo.

El Dios revelado por Jesús, es amor. La mejor noticia que podía recibir un ser humano es que Dios no puede apartarle de su amor. Esta es la verdadera salvación que tenemos que apropiarnos. Es también el fundamento de nuestra confianza en Dios. Confianza absoluta y total porque, aunque quisiera, no puede fallarnos. En esa confianza consiste la fe.

Meditación

Dios es amor, pero ese amor no responde a nuestra idea del amor.
Dios es: El que ama, el amado y el amor.Los tres a la vez.
La creación no es más que la manifestación de ese Dios.
En toda criatura queda reflejada su manera de ser.
En todo ser creado está el amante, el amado y el amor.
El hombre tiene la capacidad de entrar intuitivamente en esa dinámica.
No puede haber meta más alta, que dejarse arrastrar por ese torbellino.

Fray Marcos
               
Haz clic aquí para Responder o para Reenviar
8,53 GB (56%) ocupados de 15 GB
Administrar
Condiciones - Privacidad
Última actividad de la cuenta: hace 17 minutos
Información detallada
               
               
               

sábado, 24 de junio de 2017

CREES ENDIOS ? EINSTEIN Y BAARUCHH SPINOZA



DIOS   ALBERTO EINSTEIN Y BARUCH SPINOZA
-Creo en el Dios de Spinoza.
El que no había leído a Spinoza se quedaba en las mismas…Baruch de Spinoza fue un filósofo Holandés considerado uno de los tres grandes racionalistas de la filosofía del siglo XVII, junto con el francés Descartes. Aquí algo de él.Este es el Dios o Naturaleza de Spinoza:Dios hubiera dicho:"Deja ya de estar rezando y dándote golpes en el pecho! Lo que quiero que hagas es que salgas al mundo a disfrutar de tu vida.Quiero que goces, que cantes, que te diviertas y que disfrutes de todo lo que he hecho para ti.¡Deja ya de ir a esos templos lúgubres, obscuros y fríos que tú mismo construiste y que dices que son mi casa.Mi casa está en las montañas, en los bosques, los ríos, los lagos, lasplayas. Ahí es en donde vivo y ahí expreso mi amor por ti.Deja ya de culparme de tu vida miserable; yo nunca te dije que había nada mal en ti o que eras un pecador, o que tu sexualidad fuera algo malo.El sexo es un regalo que te he dado y con el que puedes expresar tu amor, tu éxtasis, tu alegría. Así que no me culpes a mí por todo lo que te han hecho creer.Deja ya de estar leyendo supuestas escrituras sagradas que nada tienen que ver conmigo. Si no puedes leerme en un amanecer, en un paisaje, en la mirada de tus amigos, en los ojos de tu hijito...¡No me encontrarás en ningún libro!Confía en mí y deja de pedirme. ¿Me vas a decir a mí como hacer mi trabajo?Deja de tenerme tanto miedo. Yo no te juzgo, ni te crítico, ni me enojo, ni me molesto, ni castigo. Yo soy puro amor.Deja de pedirme perdón, no hay nada que perdonar. Si yo te hice... yo te llené de pasiones, de limitaciones, de placeres, de sentimientos, de necesidades, de incoherencias... de libre albedrío ¿Cómo puedo culparte si respondes a algo que yo puse en ti? ¿Cómo puedo castigarte por ser como eres, si yo soy el que te hice? ¿Crees que podría yo crear un lugar para quemar a todos mis hijos que se porten mal, por el resto de la eternidad?¿Qué clase de Dios puede hacer eso?Olvídate de cualquier tipo de mandamientos, de cualquier tipo de leyes; esas son artimañas para manipularte, para controlarte, que sólo crean culpa en ti.Respeta a tus semejantes y no hagas lo que no quieras para ti. Lo único que te pido es que pongas atención en tu vida, que tu estado de alerta sea tu guía.Amado mío, esta vida no es una prueba, ni un escalón, ni un paso en el camino, ni un ensayo, ni un preludio hacia el paraíso. Esta vida es lo único que hay aquí y ahora y lo único que necesitas.Te he hecho absolutamente libre, no hay premios ni castigos, no hay pecados ni virtudes, nadie lleva un marcador, nadie lleva un registro.Eres absolutamente libre para crear en tu vida un cielo o un infierno.No te podría decir si hay algo después de esta vida, pero te puedo dar un consejo. Vive como si no lo hubiera. Como si esta fuera tu única oportunidad de disfrutar, de amar, de existir.Así, si no hay nada, pues habrás disfrutado de la oportunidad que te di. Y si lo hay, ten por seguro que no te voy a preguntar si te portaste bien o mal, te voy a preguntar ¿Te gustó?... ¿Te divertiste? ¿Qué fue lo que más disfrutaste? ¿Qué aprendiste?...Deja de creer en mí; creer es suponer, adivinar, imaginar. Yo no quiero que creas en mí, quiero que me sientas en ti. Quiero que me sientas en ti cuando besas a tu amada, cuando arropas a tu hijita, cuando acaricias a tu perro, cuando te bañas en el mar.Deja de alabarme, ¿Qué clase de Dios ególatra crees que soy?Me aburre que me alaben, me harta que me agradezcan. ¿Te sientes agradecido? Demuéstralo cuidando de ti, de tu salud, de tus relaciones, del mundo. ¿Te sientes mirado, sobrecogido?... ¡Expresa tu alegría! Esa es la forma de alabarme.Deja de complicarte las cosas y de repetir como perico lo que te hanenseñado acerca de mí.Lo único seguro es que estás aquí, que estás vivo, que este mundo está lleno de maravillas.¿Para qué necesitas más milagros? ¿Para qué tantas explicaciones?No me busques afuera, no me encontrarás. Búscame dentro... ahí estoy, latiendo en ti".Spinoza